RUTA MODERNISTA

Plaza Mayor > Balborraz > Santa Clara >Plaza Constitucion > San Pablo

Duración aproximada

1 hora y media

Visita realizada por

Guías oficiales de turismo (Junta CyL)

Zamora vivió un importante desarrollo urbanístico y arquitectónico desde mediados del siglo XIX, cuyo punto culminante fue la etapa Modernista, de hecho Zamora es la única capital de Castilla y León que se encuentra dentro de la Ruta Europea del Modernismo, con 19 edificios de este estilo. La mejora de las comunicaciones con la llegada del ferrocarril, la expansión extramuros de la ciudad, la aparición de industrias transformadoras, todo ello de la mano de una burguesía que impuso sus formas de vida, de unas autoridades locales conscientes de la importancia de mejorar la ciudad y de la llegada de unos arquitectos de alta calidad y maestría, todo esto supuso el detonante de una segunda edad de oro de la arquitectura local.

En Zamora además se hallan las tres variantes del Modernismo, la más internacionalista, la Sezession y la catalana traída de la mano del arquitecto barcelonés Francesc Ferriol, que viene a ser arquitecto municipal desde 1908 hasta 1916. También encontramos en Zamora un nutrido grupo de edificios eclecticistas muy destacados.

 

 

Este recorrido arranca en la Plaza Mayor y calle Balborraz con las casas de Juan Gato y de Faustina Leirado respectivamente. En la Plaza Sagasta, la plaza más Modernista de nuestra ciudad veremos un variado grupo de edificios Modernistas y Eclecticistas entre los que destacan la casa de Norberto Macho. Seguiremos nuestro recorrido por la Calle Santa Clara y la fachada de lo que fue el antiguo Casino de Zamora del arquitecto catalán Mathet y Coloma. Subiremos las escalinatas de mármol del Casino para visitar lo que en su día fue la “sala de fumadores”.

Continuamos nuestro recorrido por la Calle Santa Clara para ver la fachada (y con suerte también el portal) de la casa de Fernando Rueda. Por la plaza de la Constitución llegamos al Mercado de Abastos, edificio eclicticista del arquitecto local Segundo Viloria, junto a él tenemos otros dos edificios Modernistas muy destacados. Continuamos por la calle San Pablo para ver los trabajos de forja de los balcones de la casa de Martín de Horna y volvemos a la calle Santa Clara para ver tres edificios importantes: la casa de Valentín Guerra, la casa de Francisco Antón y la casa Matilla, esta última también muy destacada por la fantástica decoración del interior de su portal.